SaludVida Libre

El ébola, la gripe, los virus más mortales de los últimos años

La expansión del coronavirus -que ya ha causado más de 80.000 casos de contagios y más de 2.500 muertes (la mayoría en China) , ha desatado la alarma a nivel mundial. No obstante, en los últimos años se han registrado otras epidemias que han provocado alertas sanitarias internacionales graves como el SARS, el ébola, la gripe aviar, la porcina (gripe A) o el MERS. En cifras, el coste económico de las mayores epidemias es más bajo que el del coronavirus, donde las agencias más cautas estiman un impacto de 62.000 millones de dólares. Una cifra que supera ampliamente los 40.000 del SARS y de la gripe aviar de 2005, los 50.000 millones de la gripe porcina en 2009, los 53.000 del ébola en 2014 o los 10.000 millones del MERS en 2012.

Con

.

Brote de ébola

El brote de ébola de 2014-2016 en África Occidental fue el más extenso y complejo desde que se descubrió el virus en 1976, segúnla Organización Mundial de la Salud (OMS). Hubo más casos y más muertes en este brote que en todos los demás juntos: 11.300 fallecidos y más de 28.500 personas contagiadas a fecha de enero de 2016. El brote se extendió a diferentes países: empezó en Guinea y después se propagó a través de las fronteras terrestres a Sierra Leona y Liberia.  El virus se detectó por vez primera en 1976 en dos brotes simultáneos ocurridos en Nzara (hoy Sudán del Sur) y Yambuku (República Democrática del Congo). La aldea en que se produjo el segundo de ellos está situada cerca del río Ebola, que da nombre al virus. En España, la primera infectada por el ébola fue la auxiliar de enfermería Teresa Romero, que se contagió en 2014 mientras atendía en el Hospital Carlos III de Madrid a dos religiosos españoles, repatriados desde el continente africano por la enfermedad. Ella corrió mejor suerte, pero el sacerdote toledano Miguel Pajares –de 75 años y que se contagió en Liberia- y el religioso leonés Manuel García Vallejo –de 69 años y que trabajaba en Sierra Leona- fallecieron. El Ministerio de Sanidad confirmó en enero de 2015 al Hospital Royo Villanova de Zaragoza como centro de referencia nacional para el ébola. Los brotes de la enfermedad por el virus del ébola (EVE) tienen una tasa de letalidad que es de aproximadamente 50%; mientras que en brotes anteriores las tasas fueron de 25% a 90%. Como destaca la OMS, todavía no hay ningún tratamiento aprobado que neutralice el virus de forma demostrada, pero están en fase de desarrollo diversas formas de hemoterapia, inmunoterapia y farmacoterapia. En la actualidad, la República Democrática del Congo sufre la décima epidemia del ébola (fue declarada en el verano de 2018 en el noreste del país) y, a fecha del pasado 10 de febrero, más de 2.200 personas han muerto.

1

Arabia Saudí confirmó en 2014 el fallecimiento de 105 personas por el Síndrome Respiratorio por Coronavirus de Oriente Póximo (MERS en sus siglas en inglés). El virus, que apareció en 2012 y provoca tos, fiebre y neumonía, se contagió desde el golfo Pérsico a países de Europa. Los casos identificados fuera de Oriente Medio corresponden a viajeros infectados en esta región. Desde 2012 hasta el 30 de septiembre de 2019, el número total de casos de infección por MERS-CoV confirmados mediante pruebas de laboratorio que han sido notificados a la Organización Mundial de la Salud a nivel mundial es de 2.468, de los que 851 fueron mortales (el 80% de ellos en Arabia Saudí). Los pacientes más graves pueden presentar insuficiencia respiratoria que necesite ventilación mecánica e ingreso en unidades de cuidados intensivos. Por el momento no hay vacunas ni tratamientos específicos para el MERS; solo se puede administrar un tratamiento de apoyo basado en el estado del paciente.

La gripe A (H1N1) o gripe porcina

La gripe A (H1N1) o gripe porcina

La gripe A (H1N1), una pandemia causada por una variante del influenzavirus A, surgió en el año 2009 y causó la muerte de 285.000 personas en todo el mundo (en más de 200 países). También conocida como la gripe porcina, se originó en México en granjas de cerdos y originó una pandemia de gran envergadura. El continente americano fue el más afectado (sobre todo Estados Unidos, Brasil y México) seguido por La India.

España registró el primer contagio de gripe porcina en una persona que no viajó a México en abril de 2009. A diciembre de ese año, Aragón era la segunda comunidad más castigada por el virus (250,49 casos por cada 100.000 habitantes y nueve fallecidos) por detrás de Asturias. En nuestro país, la gripe A dejó unas 300 víctimas mortales, cifra mucho menor de los 3.000 fallecimientos que causa la gripe común cada año. En julio, la entonces ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, anunció que el Gobierno iba a comprar tres millones de dosis más de oseltamivir, el tratamiento antiviral comercializado por Roche como ‘Tamiflú’, y 37 millones de dosis de vacunas a las farmacéuticas Novartis y GlaxoSmithKline. Parte de los medicamentos adquiridos por el Estado y las comunidades autónomas para hacer frente a la pandemia de gripe A (H1N1) caducaron años después.

Gripe Aviar

Gripe Aviar

El virus de la gripe aviar afectó a finales de 2005 a varios países en el sureste asiático. La FAO alertó de que el virus podía ser transportado a través de las rutas migratorias de las aves acuáticas silvestres hacia Oriente Medio, Europa, el sur de Asia y África. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) avisó de que las aves procedentes de Siberia, donde se detectó el virus H5N1, podrían transportar el virus hacia el Caspio y el mar Negro. Este virus mató a 153 personas en todo el mundo. Indonesia y Vietnam fueron los países más afectados con casos en seres humanos. El virus H5N1 es altamente infeccioso entre las aves, pero no se transmite con facilidad entre las personas, según señala la OMS. Este organismo resalta que que si los productos avícolas se manejan de forma segura y se cocinan adecuadamente, no hay riesgo de que las personas puedan infectarse con virus H5N1 a través de los alimentos..

El virus del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave

El virus del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS)

El coronavirus detectado en China es un 80% similar al virus del Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS) que provocó un brote en el año 2003 que causó la muerte de 774 personas y afectó a 8.098, principalmente en el gigante asiático, según la información publicada por el Centro Nacional de Datos Genómicos de China. Al comparar el genoma del 2019-nCoV con el genoma de otros virus aislados previamente se ha podido constatar que el coronavirus de Wuhan es muy parecido a otros virus aislados en murciélagos y que se asemeja en ciertas partes de su genoma al coronavirus del SARS. El primer caso de neumonía atípica se produjo en la provincia sureña china de Cantón y desde allí se propagó, primero a la vecina Hong Hong y después a una treintena de países de Asia, Norteamérica y Europa. El SARS se manifiesta con síntomas parecidos a los de la gripe y afecta especialmente a personas de más de 65 años, cuyo sistema inmunológico está debilitado. En mayo de ese año, la Unión Europea creó un grupo de especialistas para estudiar la neumonía atípica y España ofertó la capacidad del Centro de Salud Carlos III, que fue empleado para analizar las muestras de los sospechosos de haber contraído el SARS. El pánico se apoderó de las principales ciudades asiáticas, con cierres de escuelas y edificios públicos y prohibiciones de viajes.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Comment here